Es hora de ser un chef financiero.

10 Mayo, 2021

Entendemos que el mundo financiero muchas veces es difícil de comprender, muchos tecnicismos, gráficos, rentabilidades, condiciones, entre muchos otros conceptos que el común de las personas no entienden. Por ejemplo, en el caso de las pensiones, la semana pasada, recomendamos estar muy bien informado, utilizar un mix de productos correcto, variado, de acuerdo a la realidad, objetivos y expectativas de cada persona individualmente. Es elegir con pinzas cada ingrediente y con mucho cuidado, para crear tu preparación ideal, como lo haría un verdadero chef financiero

Algunos de los componentes y productos atractivos para generar este mix son: APV, depósito convenido, seguros con ahorro, inversión inmobiliaria, rentas privadas, entre otros.

Creemos relevante que sepas de que se tratan cada uno de estos productos, de manera simple y breve.

AFP: (Asociación de fondos de pensiones).

Son las instituciones encargadas de recaudar, administrar e invertir tus ahorros con el objetivo de hacerlos crecer para tu jubilación. El análisis del rendimiento de tus fondos de Afp, es fundamental de acuerdo  a la etapa de vida en que estés, el nivel de riesgo que quieres asumir y la forma que te acomode de manejar tus ahorros en el corto, mediano y largo plazo. La idea esencial es poder saber y proyectar cual es ese monto que te dejará tranquilo a futuro y construirlo con la información adecuada.

APV: (Ahorro Previsional Voluntario)

El APV es un mecanismo sobre el 10% que ya cotizas a través del cual puedes realizar aportes voluntarios adicionales, mediante tu AFP o Administrador autorizado, con el fin de aumentar el monto de tu pensión o adelantarla.  También el APV te puede ayudar compensar períodos que por distintos motivos hayas tenido sin cotizar. NO HAY MONTOS MÍNIMOS Y LO PUEDES HACER TU MISMO! Lo atractivo de este mecanismo es que los montos de aportes los determinas tú, con un tope de 600 UF anuales. Un gran valor agregado de ahorrar en APV es que tiene beneficios tributarios. El Estado, como incentivo para que ahorres para tu pensión, entrega anualmente UNA BONIFICACIÓN DEL 15% A TODOS LOS QUE AHORRAN EN APV.

Depósitos convenidos: 

Es la suma que un empleador entrega a un trabajador en un plan de APV destinado a la pensión. Su principal beneficio es que no están afectos a impuestos a la renta, hasta que son retirados como pensión, con un tope de 900 UF anuales.  Este ahorro, a diferencia del APV, debe ser acordado entre la empresa y el trabajador, entregándoles beneficios tributarios a ambos. Este depósito convenido puede ser un monto pagado por una sola vez, un monto fijo mensual o un porcentaje de la remuneración del trabajador. Este beneficio puede ser muy atractivo para personas de rentas altas.

Seguros con ahorro:

Los seguros con ahorro son seguros de vida que entregan protección en caso de fallecimiento, y adicionalmente, te permiten ahorrar en una amplia gama de fondos mutuos nacionales e internacionales. Los beneficios que nos entrega tomar un seguro con ahorro es que permite aportes adicionales, cambiar fondos, sin costos asociados, elegir libremente a tus beneficiarios y tener ahorros inembargables mientras se encuentren en la cuenta de la póliza.

Inversión inmobiliaria:

Invertir en inmuebles consiste en adquirir propiedades, no necesariamente con fines habitacionales, ya que puede tratarse también de locales comerciales u oficinas, con el objetivo de generar rentabilidades por medio de distintos modelos como: arriendos, reventa del inmueble, intercambio o permuta de propiedades o fondos de inversiones inmobiliarios.

Algunos de los grandes beneficios de invertir inmobiliariamente es que su plusvalía va en aumento, hay un mercado más fuerte y consolidado, un bajo riesgo histórico y una inversión a prueba de la inflación.

BENEFICIO PARA PROPIEDADES DFL-2

Renta privada: 

Una Renta Privada es un seguro de vida que garantiza un ingreso mensual con los ahorros no previsionales que tengas.  Por ejemplo, ahorros en fondos mutuos, una herencia que recibas, entre otros. A diferencia de los seguros de vida tradicionales, la renta privada no requiere el pago de una prima mensual, sino que, a cambio de entregar el capital ahorrado, recibirás de por vida un ingreso mensual fijo en UF. Los beneficios de ésta son:

Tu ingreso no perderá valor en el tiempo: a diferencia de otros productos para la pensión, la renta privada te asegura un ingreso fijo mensual de por vida y al ser en UF se reajusta en el tiempo.

Libre elección de beneficiarios, podrás escoger libremente a tus beneficiarios, siempre que cuenten con interés asegurable. 

El pago en virtud de un seguro de vida no constituye renta.

Es una solución flexible a tus necesidades: permite definir desde cuándo recibir el pago de tu renta, el monto y su modalidad.

Ahora que ya tienes sobre la mesa todos los ingredientes, es hora de armar tu mix a tu medida. Recuerda, infórmate, asesórate, elige, plantea objetivos y sé constante.  Arma tu pensión inteligentemente.

Te podrían Interesar