Relato de un seguro de vida

En general un seguro de vida es mirado de reojo, ya que nadie quiere pensar en morir, ni analizar las consecuencias económicas que puede enfrentar la familia después de su muerte.

Sinceramente es un sentimiento egoísta, ya que lo único seguro de la vida, es la muerte y no pensar en ella como parte de la vida, es falso.

Pensar en el ahorro, inversiones o con cuánto me voy a jubilar, es más fácil, pero para lograr ese “número” hay que recorrer el mismo camino de la vida, donde la muerte está presente.

Pensar en grande y con el corazón, es pensar en la familia. Esa jubilación no es sólo “para mí”, también lo es para ellos, pero ¿sabías que la AFP le pagará hoy, a tu esposa/o con hijos menores de 25 años, solo el 60% de tu pensión?.¿Qué tu patrimonio pagará hasta un 25% de tasa marginal de impuestos, y para ello hay que tener caja?

En lo concreto, si contratas un seguro de vida, éste se paga directo a los beneficiarios designados, entregando liquidez y la estabilidad económica para que la familia mantengan el estándar su vida, permitirá que  terminen sus estudios, que no tengan que vivir de la ayuda de la familia, o depender de los hijos 

 

En Select Group entendemos todo esto porque lo hemos vivido. Familias, viudas, viudos, hijos y nietos se han visto beneficiados del buen criterio de un ser querido que ha confiado en nosotros.